Más que un hobby

Imagen

Recuerdo claramente que todo inició en esos últimos años de la década de los 80´s con algunas figuras de acción llamadas Super Powers Collection de DC cómics. Yo era muy niño y me divertía jugando, imaginando y recreando situaciones que viven súper héroes como Superman, Batman o Flash.

Pero lo que más me llamaba la atención eran las ilustraciones de sus empaques, de alguna manera me motivaban a tomar lápices de colores, una hoja y hacer mis primeros dibujos. Más adelante, en la siguiente década fue divertido descubrir finalmente todo el concepto y la estética de los cómics, ampliando cada vez más el conocimiento de ese fantástico mundo que me permitió hallar nuevos métodos de creatividad.

Los 90´s fueron esos buenos años donde tuve una gran capacidad para sorprenderme de todo, para aprender a dibujar y pintar siempre leyendo cómics, poco a poco entendía que quizás nací para esto – para dibujar en lo posible en cada momento -, pero no tenía claro a que dedicarme en un futuro.

Conocí en esos tiempos de colegio, amigos que compartían mi afición, con un vasto conocimiento de todo lo relacionado a cómics, historias y un gran talento igualmente para el dibujo y con técnicas similares de creación, planeamos en el aula de dibujo un sueño en común, crear una novela gráfica.

Motivado por esas experiencias e historias, sumando lo mejor de la ciencia ficción, el cine, los videojuegos, la música, la inspiración de una linda mujer, o, simplemente por explorar los limites de la imaginación, decidí estudiar diseño gráfico. En la universidad descubrí el significado, la importancia y toda la historia de la ilustración, comprendí que era para mi más que un hobby.

Hoy, vivimos en tiempos digitales, compartimos información en la inmediatez de la internet y yo no soy la excepción. Mi trabajo ha estado enfocado en el diseño web, he creado una marca llamada Visual Ship, un portafolio con ejemplos de diseño gráfico.

He creado un camino que espero seguir por mucho tiempo.

Anuncios